IKC Lisboa – 22-11-2015

Este artículo está escrito por los compañeros que viajaron a Lisboa y participaron en la Convención Internacional de Kyusho organizado por Gustavo Carneiro de Kyusho International.

=========================================================================================

Hola a tod@s,
como primera experiencia mía en una convención de KYUSHO, y espero no sea la última (ya tengo ganas que venga la de Weimar/Alemania), lo que mas me ha gustado, es la naturalidad con la cual hemos convivido personas tan distintas de nacionalidad así como de conocimiento y grados en artes marciales.
 
Mi entusiasmo me ha hecho ser un poco pardillo, ya que no he documentado, como otros, los comentarios y prácticas de los maestros. Para otra convención espero ir un poco mas preparado.
 
En ningún momento me he sentido aislado aunque en la ultima clase con Gary Rooks, he decidido apartarme durante las prácticas. Las técnicas de derribo que se hacían no eran lo mas adecuado para mi rodilla. No obstante volví al grupo cuando se realizó la última practica, que por suerte era relacionada con el WING CHUN.
 
Ver los ejemplos de aplicaciones en tantos estilos diferentes, me ha abierto los ojos, y espero poder aplicar en un futuro estos conocimientos.
 
Como último decir, que ha sido un verdadero honor, poder saludar en persona a Evan Pantazi y Gary Rooks. Del resto de instructores que he podido tratar, solo puedo decir que me han tratado como uno mas y que me han ayudado en mis dudas. A la organización de Portugal agradecer su acogida.
 
Y con esto termino. WIR SEHEN UNS WIEDER IN WEIMAR…

Antonio Vega

=========================================================================================

Son muchas las experiencias, sensaciones y emociones que vuelven junto al equipaje de ida de la convención de Lisboa. Y la primera, al menos para mi, es haber podido conocer dos autenticas leyendas en este arte. Poco tiempo atrás, pensar en estar en una clase con Evan Pantazi o Gary Rooks era un sueño… Hoy puedo contar que he compartido, con el señor Pantazi, maletero como sistema de traslado a un restaurante, o mesa donde de pequeña que era apenas cabían los vasos. Él, frente a mi, a menos de un metro, estuvo toda la cena pendiente de mi comodidad. Y cuando alguna situación era incomoda, o cuando yo comenzaba una frase, me miraba a los ojos y sonreía! Seguramente porque estuve mayormente callado. Tímido que es uno en determinados contextos… También hemos descubierto maestros, que han despertado inquietudes o formas de trabajo que desconocíamos o no atinábamos a prestar atención. Y que nos han impulsado a querer mejorar.

Personalmente, el sensei alemán Dirk-Uwe Dahm me impresionó, por hacer fácil lo que tanto cuesta: explicar el camino correcto hacia un KO, y explicar lo que va a doler en un momento dado, pero que difícilmente se convertirá en un KO. Me lo habrán explicado mil veces, pero un amigo mío dice que el sensei aparece cuando el alumno esta preparado… Cuanta razón! Y tan importante como todo ello, hemos conocido y compartido clase con estudiantes de otros países. Que como nosotros, luchan por mejorar clase a clase. Allí estaba el grupo de Francia, el de Portugal, el grupo de Salzburgo, los alemanes, algún ingles, la pareja de Taiwan y tantos otros que olvido o que no pudieron asistir.

El viernes, primer día de seminario, se me acerco Gustavo, el organizador, y me pregunto: ¿tú eres de España? ¿Del grupo de Xavi Vila? ¿Mañana llega el resto? Yo dije que sí a todo…

A la mañana siguiente, con todo el grupo presente, en el minuto de silencio por las víctimas del atentado de París, y durante el resto del seminario, me di cuenta que yo ya no me relacionaba como individuo. Formaba parte del grupo de los españoles. Y que yo puedo conocer y entrenar con muchos desconocidos que pueden convertirse en amigos, y puedo comenzar relaciones que duren años o una vida, quien sabe… Pero que con quien evoluciono, quien pone en relieve mis carencias o virtudes mas allá de las circunstancias, es el compañero que está siempre.

Me ha quedado la sensación de formar parte de un grupo con un interés común, que abarca gente de todas las culturas y partes del mundo. Y que no importa mi nivel de kyusho, ni el país o arte marcial del que procedo. Y me pregunto quien soy yo en medio de tanta gente, tantas culturas, tan distintos niveles y estilos marciales… Y me doy cuenta que yo soy de España, del grupo de Xavi Vila de Barcelona. Y si alguien esta por la zona y quiere entrenar, ahí estaremos.

Ivan Salavedra Marco

==============================================================================================

Personalmente ha sido una Convenció más que interesante, no solo por que un nutrido grupo de compañeros me acompañaba para disfrutar, si no para reencontrarme con compañeros que hacía tiempo que no veía.

Como es costumbre, trato de asistir a las clases de los compañeros pero algunas me las salto para charlar o entrenar temas concretos con otros instructores a parte, o también, no lo negaré, para dosificar las fuerzas. 😉

Esta vez tenía planificado dar dos clases, pero al final tenían espacios y opté a una tercera. Las clases que dí fueron sobre “Juego sucio en Grappling”, “Kyusho terapéutico” y “Trucos de las reanimaciones” como extra. Me encanta poder decir que Gary Rooks participó como uno más en toda la clase que dí sobre la parte terapéutica, que luego estuvimos discutiendo y le encantó unos temas que voy probando con la gente, temas que él estaba también en investigación; también estuvo de observador en la clase de trucos de reanimaciones, donde expliqué algunos trucos para asegurarse que se hace bien la reanimación, teniendo especial cuidado en el compañero y como fijarse si se hacen las cosas bien; más de  un alumno se fijó en detalles que no se suelen mostrar, pero que una vez los ves, tienen toda la razón de ser. Si que pude disfrutar de una práctica dirigida del nivel de PL-4, donde se vieron algunos detalles más y una clase casi particular del nivel 3 del programa de Salud y Bienestar donde estábamos Gustavo Carneiro y yo mismo a solas con Gary Rooks, donde nos enseñó el nivel 3, que pudimos grabar y ya tenemos material para practicar durante tiempo.

Las actividades extra convención (comidas, cenas, desayunos, paseos, cafés, …) fueron otra acción típica, donde te pones al día de muchos temas y hablas de todo un poco; llegando a conclusiones más que interesantes y planificando futuros encuentros que, espero, vean su fruto en breve.

El calor humano fue presente en toda la convención, haciendo que la gente disfrutara de la participación y pudiera aprender; se veía en las caras de la gente como iba disfrutando de las diferentes enseñanzas. Si que encontré a faltar a amigos, pero ya nos veremos más adelante.

Hasta la próxima!

Xavi Vila

==============================================================================================

Iremos publicando fotos y otros comentarios de los asistentes a medida que los tengamos.